Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte esto
X
Trabajo de parto prematuro

Trabajo de parto prematuro

¿Qué causa el trabajo de parto prematuro y cómo ayudar a reducir los riesgos?

Miércoles, Noviembre 11th, 2020

Tener un parto prematuro o un nacimiento prematuro puede ser especialmente preocupante si estás esperando un bebé. Pero, ¿qué es el trabajo de parto prematuro? ¿Qué causa el nacimiento prematuro? ¿Y qué puedes hacer para minimizar los riesgos de tener uno? La buena noticia es que hay medidas positivas que puedes tomar en cualquier etapa del embarazo o de la planificación. Aquí hay cinco cosas que debes considerar.

        1. ¿Qué es el parto prematuro?
Un bebé necesita alrededor de 40 semanas en el útero para crecer y desarrollarse. Si entras en trabajo de parto antes de las 37 semanas, entonces se llama parto prematuro. Y si tu bebé nace antes de las 37 semanas, entonces se llama un nacimiento prematuro. Tener un parto prematuro puede resultar en un nacimiento prematuro. Y debido a que los bebés prematuros -a veces conocidos como bebés "prematuros"- pueden no estar completamente desarrollados, pueden necesitar cuidados especiales.

        2. ¿Cuáles son las causas y los factores de riesgo del parto prematuro?
No siempre es posible saber qué es lo que causa un parto prematuro, pero hay factores de riesgo que hacen que las probabilidades de dar a luz temprano sean mayores. Los tres principales son: si anteriormente has dado a luz a un bebé prematuro, si estás esperando varios bebés como gemelos o trillizos, y si tienes o has tenido problemas con el útero o el cuello uterino que puedan hacer más probable un parto prematuro. También hay condiciones médicas antes y durante el embarazo que pueden aumentar el riesgo de parto prematuro, así como factores relacionados con la edad, la raza y el estilo de vida.

        3. Un estilo de vida saludable para prevenir el parto prematuro
Muchos factores del estilo de vida pueden influir en los riesgos de un parto prematuro. Tanto el sobrepeso como la falta de peso pueden aumentarlos, por lo que se debe tratar de alcanzar y mantener un peso saludable antes y durante el embarazo. Sigue una dieta saludable - también es posible que desees tomar una vitamina prenatal antes y durante el embarazo para asegurarte de que estás satisfaciendo las necesidades de vitaminas y minerales de tu cuerpo, como el ácido fólico, durante el crecimiento del bebé. No fumes, no bebas alcohol ni tomes drogas. Haz algo todos los días para mantener tu cuerpo activo. Busca una buena atención prenatal y aborda cualquier condición de salud crónica que puedas tener desde el principio. Protégete lo más posible de las infecciones. Y por último, pero no menos importante, haz lo que puedas para reducir el estrés en tu vida. Si sigues estos pasos, tú y tu bebé tendrán el mejor comienzo para el embarazo y más allá.

        4. Si estás en riesgo de un parto prematuro: lo que puedes hacer
Si te han dicho que estás en mayor riesgo de tener un parto prematuro, o si te preocupa que puedas estarlo, habla con tu médico. Es posible que quieran monitorearte a ti y a tu bebé más de cerca para detectar problemas en el desarrollo de tu bebé y/o señales de trabajo de parto prematuro, de modo que puedan tratarte como corresponde. También es posible que te sugieran cambios en tu estilo de vida para ayudar a minimizar el riesgo de un parto prematuro. Experimentar mucho estrés puede aumentar la probabilidad de tener un trabajo de parto prematuro y un nacimiento prematuro, por lo que vale la pena hacer lo que puedas para controlarlo. Tomar medidas como informarte a través de fuentes confiables, obtener apoyo de organizaciones que se dedican a los nacimientos prematuros, hacer un recorrido en línea de una unidad neonatal y prepararte para el hospital y las consideraciones prácticas para la alimentación de un bebé prematuro pueden ayudar a reducir la ansiedad y devolverte la sensación de control. 

        5. ¿Planeando quedar embarazada de nuevo? No te precipites
Si ya has dado a luz y estás planeando tener otro bebé, es mejor esperar al menos 18 meses antes de intentarlo de nuevo. Esto se debe a que tu cuerpo necesita tiempo para recuperarse del parto, y quedar embarazada antes de eso puede aumentar el riesgo de tener un parto prematuro. Si tienes más de 35 años o has tenido un aborto espontáneo o una muerte fetal intrauterina, habla con tu médico sobre cuánto tiempo sería mejor esperar antes de intentar volver a quedar embarazada.

Leer más

Buscar

¿Aún no has encontrado
lo que buscas?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti.