Embarazo
Articulo
Add this post to favorites

Importancia del ácido fólico durante el embarazo

La llegada de tu bebé merece una adecuada alimentación y nutrición, conoce más. 

6min lectura Sep 14, 2015

Durante el embarazo mantener unas buenas condiciones de salud es esencial para el crecimiento y buen desarrollo del bebé. Por eso acá te contamos porqué el ácido fólico hace parte de las vitaminas vitales para tener una gestación saludable. 

Mantener una alimentación balanceada permite tener buenas condiciones físicas y de salud, y esto es esencial para el crecimiento y desarrollo del bebé.  

Además, si entre tus planes está quedar en embarazo próximamente, estás a tiempo de comenzar con una rutina alimenticia apropiada para que tengas una gestación saludable. 

¿Qué es el ácido fólico? 

El ácido fólico es también una vitamina B, y hace parte importante en la formación de ADN, en la producción de glóbulos rojos sanos y en la renovación celular. 

Su relación con el embarazo se debe a que es un nutriente clave en el desarrollo del tubo neural, del cerebro y la columna vertebral del bebé, los cuales se forman dentro de los primeros meses de gestación. 

Por tal razón, las mujeres que están en periodo fértil y en las primeras tres semanas de embarazo requieren una cantidad significativa de esta vitamina, asegurando el bienestar del próximo integrante de la familia.  

Importancia del ácido fólico en el embarazo 

Un consumo apropiado de ácido fólico en conjunto con otros complementos puede proporcionar un organismo saludable. La falta de ácido fólico es algo poco común en adultos, ya que es una vitamina que se ingiere de forma constantes en variedad de alimentos. 

Durante el embarazo, su consumo no solo va a permitir un bebé fuerte y sano, sino también una etapa de gestación más tranquila y un nacimiento normal. 

El ácido fólico es importante para la gestación de tu bebé

 

¿Cuál es la función del ácido fólico? 

Este ácido, también llamado vitamina B9 o folato, es fundamental durante los dos primeros meses de embarazo, ya que cumple una función crucial en la formación y el buen funcionamiento del sistema nervioso. Además, interviene en el desarrollo de las células y la fabricación de los glóbulos rojos. 

Las necesidades del ácido fólico van en aumento desde el momento de la concepción del bebé, debido a la expansión de los tejidos maternos (sangre, útero…), y posteriormente durante todo el embarazo debido al crecimiento del feto. Por eso, se recomienda a todas las mujeres en edad fértil y, en particular, a aquellas que desean tener un hijo, que controlen los aportes de ácido fólico, para tener reservas suficientes el día que queden embarazadas. 

¿Cómo debe ser el consumo de ácido fólico? 

El ácido fólico también conocido como folato, es una sustancia sintética que se obtiene directamente de los alimentos y suplementos. El consumo antes y durante las primeras semanas de embarazo debe ser diario, y tomar cierta cantidad de microgramos. Ya que, por no producirse de manera natural en el cuerpo, no está en condiciones de hacer una reserva de esta vitamina y por esto elimina los sobrantes que no se utilizan. El aporte de ácido fólico recomendado para las embarazadas es de 400 microgramos diarios. 

Alimentos que puedes consumir con un alto nivel de ácido fólico 

El ácido fólico se encuentra en gran variedad de alimentos que no están fuera de lo que comúnmente se consume en una dieta normal. El acido fólico es muy sensible al calor y a la luz. Por ello hay que evitar, no sólo pelar los alimentos antes de cocerlos, sino también las cocciones largas (es mejor cocerlos al vapor, o con muy poca agua). ¡Y no olvides lavarlos bien! 

Acá tenemos los grupos de esas comidas que puedes seguir consumiendo o incluir en tu día a día: 

Vegetales de hojas verdes: 

El primer grupo es el de verduras de hojas verdes, estos alimentos tienen un alto nivel de ácido fólico:   

  • Lechuga romana  
  • Espinaca  
  • Hojas de nabo  
  • Espárragos 
  • Coles de Bruselas  
  • Brócoli = 100 g de brócoli 85 mcg  
  • En deliciosas ensaladas, especialmente de berros (107 mcg) y espinacas (102,5 mcg) 

Algunas frutas con ácido fólico:  

  • Banano 
  • Papaya 
  • Cítricos, la toronja y naranja fresca (150 ml de jugo de naranja natural = 45 mcg) 
  • Aguacate  

Otros alimentos que se pueden incluir para la ingesta de ácido fólico son: 

  • Los frijoles, garbanzos y lentejas 
  • El hígado de res 
  • Granos integrales. 

 Además, los frutos secos son una gran opción, pero dentro de todos estos, las semillas de girasol son un alimento altamente calificado que puede aportar una cantidad significativa de esta vitamina B.  

El consumo de estos alimentos se debe complementar con un suplemento que tenga como principal ingrediente complejo de ácido fólico, y también de otros nutrientes que son necesarios durante el embarazo. 

Es necesario que el uso de estos esté acompañado y guiado por un experto, incluyendo marcas recomendadas por los médicos, teniendo plena seguridad que se va a tomar de manera correcta y de calidad.  

vegetales ricos en ácido fólico

 

Consejos para cocinar los alimentos y no perder las propiedades del ácido fólico: 

  • Acá te contamos algunos consejos para cocinar los alimentos y sacar mayor provecho de sus nutrientes: 
  • Las hojas verdes son un alimento muy versátil que se puede adaptar a todo tipo de cocción, pero si se quiere evitar perder la mayor cantidad de sus propiedades, se recomienda cocinarlos al vapor, o crudos, una ensalada muy cargada será un buen acompañamiento.  
  • Una buena opción para la preparación de los alimentos que se mencionan anteriormente es que se les dé una cocción rápida, quizás algunos necesiten ablandar como las legumbres, pero dejarlos en el punto ideal. Además, de darles sabor con poca cantidad de condimentos, aquí se puede optar por sazonarlos con ingredientes naturales, como cebolla, ajo y perejil.  
  • Los frutos secos son una opción de snack, pero también es válido incorporarlos dentro de los alimentos, las ensaladas, los cereales como el arroz o una crema de verduras, pueden ser opciones para tener una comida rica y sana. 
  • Es fácil cubrir las necesidades de ácido fólico consumiendo carne de res junto con un plato de verdura, ensalada verde y dos o tres frutas (sobre todo cítricos). No olvides incluir en el menú, varias veces a la semana, un buen plato de legumbres y/o cereales, así como huevos y queso. 

 

Otros beneficios del ácido fólico 

Esta vitamina, como otras puede traer grandes beneficios para salud, si se consume de forma constante y en cantidades suficientes.  

Si te encuentras en la búsqueda de un bebé, conoce la importancia del ácido fólico y el hierro previo al embarazo en la etapa de preconcepción.  

De esta manera, el ácido fólico se convierte en una de las vitaminas más importantes en el proceso de gestación, junto con el hierro y las proteínas durante el embarazo, por su gran cantidad de beneficios y ventajas para el bienestar del cuerpo que pueden verse reflejadas en la salud desde una edad temprana hasta la edad adulta.  

Siempre es necesario que estos complementos se consuman bajo la supervisión médica o de un experto en nutrición, sobre todo para las mujeres en etapa gestante teniendo la plena seguridad que no va a representar ningún riesgo para su salud y la del bebé.  

 

Únete a

MVP Logo

Tranquilidad en la crianza a un sólo clic. Forma parte de Nestlé Mom and me y recibe increíbles beneficios para ti y tu bebé.

  • Contenido Personalizado

    Herramientas

    Descubre nuestras herramientas interactivas.

  • Recetas

    Recetas

    Recetas sanas y ricas.

  • Contenido personalizado

    Contenido personalizado por etapa.

  • Expertos en Nutrición

    Contacta a nuestras nutricionistas para resolver tus principales dudas sobre nutrición infantil.

Search icon

¿Aún no has encontrado lo que buscas?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti.